7.25.2009

Ese Inolvidable Verano

Llanes...precioso lugar con cuestas y calles estrechas en todo el casco antiguo,brisa fresca con olor a sal, con olor a mar...

Nunca olvidaré el verano aquél, la primera vez que visité Llanes...

Llevaba casi 20 años sin ver a mi primo Ángel, para mí es tanto como un hermano.Un día recibí la mala noticia de su grave enfermedad...me derrumbé, no podía creer que le estuviera pasando a él...es tan especial, tan diferente y original....
Fui a verle a su casa y cuando le abracé después de tantos años toda yo me estremecí de la emoción.Empezamos de nuevo esa relación abandonada, y pasábamos juntos todos los fines de semana, disfrutando de la vida, de la naturaleza, de todo.
Por fin llegó el verano y quise que nos fuéramos juntos,quería pasar con él todo el tiempo posible, y hacerle feliz.Nos fuimos a Llanes y comimos percebes con sidra en la carpa azul del puerto...recuerdo que reíamos y reíamos, éramos cuatro, su mujer, mi marido, Ángel y yo, reinaba la armonía y las ganas de vivir y gozar, todos sabíamos que ese verano podía ser único,quizá no podríamos repetirlo.

Recorrimos la costa desde Llanes hasta Vigo, jajaja nos comimos 60 ostras !!! Ángel estaba disfrutando muchísimo, y yo me sentía muy feliz por haber recuperado a esa persona tan especial, con tanto imán, con tanto ángel. No hemos vuelto a repetir la hazaña desde aquél verano...pero ha quedado el recuerdo en mi corazón para siempre.Ese trocito de felicidad me lo guardé como un tesoro, y sé que Ángel también lo hizo...quizá el destino vuelva a regalarnos un trocito mas.

Aquél verano fue mágico e inolvidable.

Cuchu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las huellas hacen el camino... gracias por dejar la tuya