8.24.2010

Un escalón más arriba

Últimamente estoy un poco lejana, no solo aquí en este blog, también en los otros blogs, en mi entorno, con los familiares y amigos, conmigo misma...
He leído hace un rato el post Lección de Vida . Increíblemente parece que lo escribí ayer, aunque hace un añito ya, sigo pensando exactamente igual que entonces. Lo bueno de cumplir años, es que puedes ver los toros desde la barrera....o dicho de otra forma hay mucha más perspectiva, lo que te hace más templado a la hora de tomar decisiones. Dos meses después escribí La Gran Familia , este post es muy entrañable, lo que hace grande a una familia no es el número de miembros, es el amor, la comprensión y la capacidad de olvidar lo negativo. Hay familias muy pequeñas que son "grandes familias", y familias grandes que se han quedado en una "pequeña familia", pero eso ni es bueno ni malo, ser feliz con los que te rodean es una de la cosas más bonitas que puede pasarte en la vida.

Una de las peores épocas de mi vida ha sido este último año, recuerdo cuando escribí La Soledad y el Olvido, fue terrible darme cuenta de lo que me estaba haciendo la FM... No sé si este escrito se interpretó bien o mal, en él quería expresar el impacto que recibí al darme cuenta de mi aislamiento. Por supuesto en ningún caso era dirigido a mis familiares, ellos sólo formaron parte del escenario...gracias al cielo eso ya es agua pasada, he vencido esa etapa y soy una persona mucho más capaz de afrontar sus limitaciones.

También quiero dejar constancia de lo importante que ha sido asomarme a la ventana virtual; he conocido a las que se convirtieron en mis mejores Amigas en la Distancia , tantas y tantas risas, tantos recuerdos, tantos lloros y tantos consuelos desde que escribí este post... tanto cariño...tanto... Perder mi amistad con alguna de ellas me resultaría mucho más doloroso que perder la relación con un hermano. Sé que suena duro, pero es lo que mi corazón dice. Aquí, amigos blogueros, tengo que incluiros en esas veces que tanto apoyo recibí por parte vuestra ¡sois un mundo de energía positiva! ¡Una fuente en medio de un desierto! Que no es peloteo, os lo prometo.

¿Qué sentido tiene este post?, es la forma que tengo de reafirmar que he subido un escalón. Que he madurado un poco más, que estoy más curtida; este post es la constatación de una nueva era para mi espíritu, porque por fin he podido darme cuenta que no hay que esperar nada de otros, y mucho menos reprocharles por no dártelo... seguramente ni siquiera fueron conscientes de mis sentimientos. Soy consciente que yo hice tanto daño como pude sentir, lo más triste de todo esto, es que ninguna de las partes tiene culpa alguna. Se puede hacer daño sin querer, y creo que yo lo hice escudada en mi dolor. No es una excusa, es inmadurez, inseguridad o como se le quiera llamar...
Llegué a sentir que sobraba en este mundo, por eso escribí ese poema tan desgarrador en el post Desahogo, soy pésima escribiendo poemas, pero son sentimientos que afloran, ese es el motivo de que los publique.


Por fin puedo decir que esas cuatro últimas frases del poema:

Quiero escapar....
Quiero salir....
Quiero volar...
Quiero vivir...

Se han cumplido...

Ya no estoy presa... he volado... he salido... Y ESTOY VIVIENDO!!

Como no sé cuando volveré a escribir, tal vez pronto, tal vez no....

¡Os deseo mucho, mucho amor!

*Cuchu*



8.15.2010

Más allá del amor

Es muy curioso que hoy al entrar en mi correo tenía el poema del día... no eso no es lo curioso, ya que estoy suscrita y siempre lo recibo. La curiosidad es que nunca lo miro, suelo borrar el mensaje sin leer el poema, también suelo entrar en el enlace y sin ver el que me mandan leo otro ¡excepto hoy! He leído el poema, y ahí está la curiosidad ¿o debería llamarlo "causalidad"? Sí esa es la palabra adecuada... hoy este poema estaba escrito para mí, porque habla de mí...

Estoy en periodo de evolución...
Más allá del amor

Todo nos amenaza:
el tiempo, que en vivientes fragmentos divide
al que fui
del que seré,
como el machete a la culebra;
la conciencia, la transparencia traspasada,
la mirada ciega de mirarse mirar;
las palabras, guantes grises, polvo mental sobre la yerba,
el agua, la piel;
nuestros nombres, que entre tú y yo se levantan,
murallas de vacío que ninguna trompeta derrumba.
Ni el sueño y su pueblo de imágenes rotas,
ni el delirio y su espuma profética,
ni el amor con sus dientes y uñas nos bastan.
Más allá de nosotros,
en las fronteras del ser y el estar,
una vida más vida nos reclama.
Afuera la noche respira, se extiende,
llena de grandes hojas calientes,
de espejos que combaten:
frutos, garras, ojos, follajes,
espaldas que relucen,
cuerpos que se abren paso entre otros cuerpos.
Tiéndete aquí a la orilla de tanta espuma,
de tanta vida que se ignora y se entrega:
tú también perteneces a la noche.
Extiéndete, blancura que respira,
late, oh estrella repartida,
copa,
pan que inclinas la balanza del lado de la aurora,
pausa de sangre entre este tiempo y otro sin medida.

Octavio Paz

Feliz semana a todos
*Cuchu*