12.11.2011

La Verdadera Navidad



Siempre me ha gustado mucho la Navidad, me aportaba alegría e ilusión vivirla. Luego, con los años, seguía gustándome de igual manera, pero pensaba "¿por qué no somos todo el año tan generosos como en Navidad?"... Lo cierto es que yo, como la mayoría de las personas, celebraba estas fechas haciendo una gran cena, donde no faltaba cordero, marisco y champán. Haciendo un gasto extraordinario "porque la Navidad es la Navidad".

Todo ha cambiado en mí. Los últimos años han sido duros, y especialmente este que estamos a punto de terminar...

Esta Navidad la viviré de una forma muy distinta, porque de primer plato serviré cariño en lugar de marisco; de segundo habrá mucha comprensión sustituyendo al cordero; como postre serviré una fuente variada de dulces de solidaridad, generosidad, amor al prójimo… y brindaremos con zumo de esperanza.

No haré ningún gasto extra, porque este último año lo ojos del alma se me han abierto, y todas las Navidades que he vivido, ahora me resultan un poco absurdas... Este año soy mucho más pobre que nunca, en bienes materiales, pero todo lo que he perdido me ha enriquecido como persona, me ha hecho ver que “la verdadera Navidad es humilde y solidaria”, y así la viviré.

Este convencimiento, o cambio en mi forma de ver la vida en general, incluidas las fiestas navideñas, a cada uno nos llega en algún momento de la vida. A los que aún no les ha llegado, me gustaría que dedicasen, una pequeñísima parte de sus gastos extraordinarios de Navidad, para ayudar a alguien que lo necesita.

Os deseo unas felicísimas Navidades y que el año 2012 sea mucho mejor para todos, por mi parte, este año será el que más disfrute de toda mi vida.

María Jesús

2 comentarios:

  1. Hola, también nosotros asociamos en aquel tiempo del despertar la humildad y la carencia, en la que nos encontrábamos, a la espiritualidad en la que veíamos que estábamos entrando. Es natural pensar así... Fue un tiempo después que nos llegó el conocimiento de la Metafísica espiritual. Lo que Jesús enseñaba, aunque no haya sido bien interpretado con el paso del tiempo...

    El mundo que ves no es ese todo homogéneo del que ya hemos hablado, es el resultado de la conciencia de cada uno... Cada uno conforma el suyo...

    Eres heredera de todo el universo del Padre, aunque no lo recuerdes hoy... Esto es más que palabras amiga mía.

    Abrazos en la Luz.

    Ernesto.

    ResponderEliminar
  2. Tú lo has dicho "mucho más que palabras" y no sabes cuánto me gustaría que otros pudieran ver y sentir como veo y siento en este momento.

    Un gran abrazo en la Luz para ti también.

    ResponderEliminar

Las huellas hacen el camino... gracias por dejar la tuya