12.08.2011

¿Te imaginas?



¿Te imaginas un mundo donde la imaginación no fuera gratuita? ¿Te imaginas que hubiera una tarifa de precios para cada historia que imaginemos? ¿Qué alguien controlase nuestra mente para pasar factura de nuestros sueños?

¡Sería terrible!

Yo ahí, tan tranquila, en el cómodo sofá, de mi cómoda casa me abandono a la imaginación…

“Estoy en una isla paradisíaca, tomando piña colada en una tumbona, escuchando el relajante sonido de las olas… cuando veo acercarse a un hombre de cuerpo escultural y piel bronceada, ¡con unos ojos verdes que quitan el sentido!

-¡Eh listilla! Eso que estás imaginando cuesta 150€ y el pago es por adelantado, así que ya estás acoquinando la pasta…

-¡Pero si ni siquiera me ha tocado!

-¡Ah, se siente!, el cachas y la isla estaban ahí, haber pagado primero.

-Vale, vale".

Y sin moverme siquiera de mi sofá me he gastado 150€ por nada, si lo sé imagino más deprisa y a lo mejor me hubiera abrazado el cachas, hasta me habría dado tiempo de darle un beso…

"-Los besos cuestan 15€ la unidad, de modo que piensa cuantos le vas a dar al cachas antes de empezar otra vez con tu sueño.

-¡Esto es un abuso! ¿Y si me imagino en un vertedero con un tío feo me devuelves el dinero?

-Sólo si es un babas que no se ducha y echa espuma por la boca, entonces puede que te devuelva el 10% de los 150€.

-¡Qué asco!"

En un intento de engañar al controlador de mi mente, contengo mi imaginación en lo que se refiere al paisaje, y sueño que estoy en el basurero municipal de Madrid… espero un rato y como nadie me interrumpe sigo mi sueño… 

"La basura huele a perfume y en vez de cucarachas hay mariposas. Me tumbo en una alfombra vieja y rota, suave como el terciopelo… cuando veo acercarse a un cachas de piel bronceada y ojos verdes… ¡Me sonríe con una sonrisa Profidén!

-¡Eh listilla que no me engañas! El cachas otra vez ¿eh?

-¡Pero si estoy en un basurero! ¿Cuánto me va a costar la broma?

-A ver… el cachas 75€, el olor a perfume 10€, las mariposas 6€ la docena y el tacto de terciopelo de la alfombra 7€… eso hace un total de 98€ más el 16€ de IVA

-¡Y una mierda como una casa!

-Esa no se la cobro…"

Como no puedo resistirme a mi imaginación, decido que lo mejor es controlarla al máximo antes de que ese maldito cobrador de sueños me arruine…

"Y ahí estoy yo metida en un contenedor de basura, con un hueso de pollo en la boca y rebozada de restos de comida podrida… cuando veo que un cachas de piel bronceada se asoma con sus ojos verdes, y yo al verle venir le pego un tortazo por pesao y le digo que se vaya a jorobar los sueños de otra…
¡Que ya está bien! ¡Que una no es rica!

-¡Eh listilla que he visto al cachas!"

Sin parpadear siquiera le doy otro bofetón al cobrador de sueños, que ya me tiene harta, entonces me doy cuenta de que ¡es el cachas! 
¡Qué sinvergüenza!... y es que en todas partes hay abuso de poder…

Al final decido que imaginar me sale muy caro y me levanto de mi cómodo sillón, salgo de mi cómoda casa y me voy a un bar de copas a pasar la tarde con un cachas, de piel bronceada y dientes Profidén, que encima me invita a pasar una noche de pasión en su casa, sin que nadie me interrumpa… ¡y gratis!”

En fin, menos mal que esto es ficticio :)

Un saludo a todos
Maria Jesus

4 comentarios:

  1. jajajaajajajajajjajajajajajaja...

    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  2. Ernesto tus risas me han arrancado una sonrisa de oreja a oreja... un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo18.12.11

    Chica, menudo blog, te felicito, eres una artista de la palabra, un beso enorme y sigue escribiendo por favor. :*********
    Mamme

    ResponderEliminar
  4. Gracias Mamme, un beso enorme :))

    ResponderEliminar

Las huellas hacen el camino... gracias por dejar la tuya